REFORMA | NTRZACATECAS.COM
REFORMA | NTRZACATECAS.COM

CIUDAD DE MÉXICO.- El huracán «Irma» se degradó hoy a categoría 3 luego de tocar tierra en la costa de Cuba, pero se fortalecerá de nuevo en su camino hacia Florida, informó el Centro Nacional de Huracanes de Estados Unidos (CNH).

El viernes por la noche, los vientos máximos sostenidos de «Irma» eran de 205 kilómetros por hora y avanza rumbo al oeste. Sin embargo, los meteorólogos del centro estadounidense prevén que el huracán se refuerce una vez se aleje de Cuba, por lo que se espera que siga siendo un poderoso huracán en medida que se acerque a Florida.

«La tormenta está aquí», dijo el Gobernador Rick Scott en un mensaje este sábado, señalando que 25 mil personas ya no contaban con energía eléctrica.

Scott afirmó que 50 mil personas ya se encuentran en los más de 260 refugios localizados en cada condado fuera de los límites vulnerables al paso de «Irma».

«Esta es una tormenta mortal. Nuestro estado nunca ha visto algo parecido», dijo el Gobernador.

«Millones de floridanos verán un importante impacto del huracán con olas mortales de tormenta y vientos que amenacen la vida».

Por otra parte, el funcionario pidió que los ciudadanos almacenen al menos tres días de comida y agua debido a que los equipos de emergencia estarán saturados.

«Nos pondremos en contacto contigo tan pronto como podamos, pero tienes que poner de tu parte. Tienes que salvarte la vida», afirmó.

En tanto, los meteorólogos pronostican que el vórtice del huracán tocará las costas estadounidenses en los Cayos de Florida para subir junto a la costa hasta el área de Tampa Bay, evadiendo gran parte del área metropolitana de Miami.

Florida Power and Light, empresa que atiende a casi 10 millones de personas en el sur del estado, informó que la energía fue cortada para los residentes de los condados de Broward y Miami-Dade, según reportes de USA Today.

La compañía estima que al menos 4.1 millones de clientes se verán afectados por la tormenta.

Funcionarios advirtieron a más de 5.6 millones de personas en Florida y Georgia de abandonar sus hogares antes que las costas estadounidenses sean golpeadas por el huracán, que suma al menos 20 muertes tras su devastador paso por el Caribe.


Los comentarios están cerrados.