FRANZELY REYNA | NTRZACATECAS.COM
FRANZELY REYNA | NTRZACATECAS.COM

ZACATECAS. El subsecretario de Egresos de la Secretaría de Finanzas (Sefin), Jorge Escobedo Armengol, aseguró que la imposición del gravamen ecológico no representa un impacto fuerte para las empresas mineras que operan en la entidad.

De igual manera, defendió que el gravamen creado para recaudar mil 200 millones de pesos durante el ejercicio fiscal se encuentra bien fundamentado; sin embargo, reconoció que enfrenta un proceso de controversia constitucional dentro de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN).

“Se trata de un impuesto con sustento jurídico, bien fundamentado, bien pensado y planeado, la situación está ahorita controvertida esperaremos a que resuelvan los tribunales, para ver si se queda o se tiene que remover”, aseguró.

Concordó con parte del informe de la Cámara Minera de México (Camimex) que asegura se deben crear mejores condiciones para el desarrollo de la industria; sin embargo, detalló que para eso se necesita mayor recurso y por dicha razón se creó el impuesto ambiental.

También informó que a pesar del rechazo de algunas empresas, otras más realizaron el pago del gravamen, antes de que el gobierno federal realizara la controversia constitucional, por lo que se tiene recaudado en las arcas del gobierno de Zacatecas cerca de 10 millones de pesos.

Dicha cantidad de dinero se encuentra congelada por el mismo proceso jurídico por el que pasa el impuesto ecológico, que de resultar que se elimine por parte de la SCJN, se tendría que regresar a las empresas.

“La recaudación formaba parte del Presupuesto de Egresos 2017, estaba distribuida a diferentes rubros del presupuesto, parte de éste se iba a ir para el sector educativo y acciones de remediación ambiental”, puntualizó.

Asimismo, sostuvo que mientras no se tenga una resolución por parte de la SCJN eso pone en disyuntiva al gobierno encabezado por Alejandro Tello Cristerna para ajustar el gasto de la entidad.

“Estamos tomando todas las medidas posibles y contener el gasto, y para que se cumplan los gastos que ya se habían presupuestado”, concluyó.

 

 

 


Nuestros lectores comentan

  1. Las ganancias de las mineras son millonarias, el daño ambiental que generan es muy grande, justo es que se pueda resarcir en las entidades donde se lleva a cabo la explotación de estos recursos no renovables.