NORMA BERNAL | NTRZACATECAS.COM
NORMA BERNAL | NTRZACATECAS.COM

Fresnillo.- En las calles Río Grande y Del Panteón, ubicadas en la colonia Barrio Alto, una tubería del drenaje se rompió hace tres meses, pero a la fecha no ha sido reparada.

La situación perjudica, a decenas de familias del lugar, pues tienen que soportar los fétidos olores que se presentan.

Guadalupe Reséndiz, vecina afectada, manifestó que personal de Obras Públicas se presentó luego de varias quejas, pero dijo que los trabajadores sólo hicieron algunos cortes en el asfalto y no regresaron.

“Los olores continúan y tenemos niños quienes tienen que soportarlo. Hay un momento donde el dolor de cabeza llega y no es que uno quiera estar afuera, sino que el olor penetra las casas”, detalló.

José Armando Alvarado Alvarado externó que el drenaje ya recorre dos cuadras y con ello la peste, además de que es una calle muy transitada por vehículos que al pasar por los charcos salpican todo y remueven aún más los aromas pútridos.

Los habitantes del lugar temen que este problema derive en enfermedades diarreicas, pues las aguas negras hacen que cualquier persona se sienta mal después de un rato, declararon, además de que los niños ya no pueden salir libremente a jugar.

Glenda García aseveró que el problema empeora a partir del mediodía y hasta las 16 horas, pues el olor es más intenso y la gente se encierra en sus hogares.

Los vecinos de las calles afectadas solicitaron a las autoridades que actúen, pues ya han pasado más de 100 días sin que hagan algo.


Los comentarios están cerrados.