MARLENE LUNA y NORMA BERNAL/NTRZACATECAS.COM
MARLENE LUNA y NORMA BERNAL/NTRZACATECAS.COM

Fresnillo.- A cuatro años de que se inauguró la presa de la comunidad Colonia Guanajuato, a la fecha es un elefante blanco, pues, debido a que el agua se trasmina por debajo de las paredes, no ha permitido la captación del agua de lluvia.

La inversión fue de cerca de 30 millones de pesos y cuando se realizó la inauguración, el 13 de mayo de 2013, por el entonces gobernador Miguel Alejandro Alonso Reyes, y Benjamín Medrano Quezada, ex presidente municipal de Fresnillo, ambos hablaron de un proyecto ambicioso para convertir el lugar en un parque ecoturístico.

Gustavo Alanís Medrano, segundo delegado de la comunidad, explicó que toda la inversión se fue a la basura, pues la presa serviría para regar más de 200 hectáreas de cultivo y, además, dentro de la presa se sembraron peces, los cuales murieron, debido a la falta de agua.

Aunque se ha consultado con la Secretaría de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación (Sagarpa) y la Comisión Nacional del Agua (Conagua), ninguna de las dos dependencias se hacen responsables de la obra y unos a otros se echan la bolita.

Ninguno de los proyectos que se les prometió a los lugareños se ha cristalizado, al contrario, ha sido perjudicial no sólo a los habitantes, sino también al ambiente, pues se deforestó el lugar para construir la presa, ya que se tiraron más de 300 pinos, expuso Alanís Medrano.

El delegado recordó que en este proyecto también participaron los habitantes de la comunidad, pues  invirtieron su dinero en algo que no dio frutos; también explicó que en este proyecto colaboraron los gobiernos federal, estatal y municipal, pero ninguno ha hecho caso a sus reclamos.

“Iban los hombres grandes, los hombres con experiencia, habitantes de esta localidad a avisar del problema de la presa, pero los funcionarios les daban largas y evasivas y nunca los quisieron atender”, reprochó Alanís Medrano.

Asimismo, Víctor Manuel Escobedo Torres, titular de la Sagarpa en Fresnillo, dijo que el problema que enfrentan los productores de la comunidad Colonia Guanajuato al tener la presa vacía, se debe a que no se han registrado las suficientes precipitaciones para que se llene la infraestructura.

Reconoció que hay un problema al trasminarse el agua por la pared que se construyó, pero argumentó que ese es un problema que tienen que enfrentar los más de 100 socios de esta presa, pues fue un proyecto de la comunidad en el que las distintas dependencias de los tres órdenes de gobierno apoyaron, pero no depende de éstas.

Mencionó que la capacidad de almacenamiento de la presa es de 650 mil metros cúbicos, lo cual nunca captó y a la fecha está totalmente seca.

Argumentó que esta presa era una oportunidad para los agricultores locales para agregar valor a sus tierras, ya que una superficie de riego tiene un mayor valor que la que es de temporal; además, de que se pretendían cosechar otros productos, como hortalizas y frutas, puesto que en el lugar se siembra en mayor proporción frijol y maíz.

Por otra parte, representantes de la Conagua explicaron que este proyecto fue de particulares y que el apoyo tendría que venir de Sagarpa, puesto que ellos han realizado chequeos, pero al ser una obra no construida por ellos, no pueden apoyar a los afectados.


Los comentarios están cerrados.