REFORMA | NTRZACATECAS.COM
REFORMA | NTRZACATECAS.COM

México.- Las autoridades mexicanas se lavan las manos ante asesinatos de defensores de derechos humanos y periodistas al responsabilizar, en prácticamente todos los casos, a las bandas del crimen organizado, denunció Tania Reneaum, directora ejecutiva de Amnistía Internacional (AI) México.

«El Estado tiene una explicación globalizadora a todo lo que le pasa en este País: fue el crimen organizado», aseguró en entrevista.

«Podrá ser el crimen organizado, podrá ser quien sea, pero el Estado es el responsable de salvaguardar la seguridad de las personas y de mantener mecanismos efectivos de denuncia».

En el marco del lanzamiento del informe global de la organización «Defensores y defensoras de los derechos humanos bajo amenaza: la reducción del espacio para la sociedad civil», Reneaum condenó el asesinato del periodista Javier Valdez en Sinaloa, y el de Miriam Martínez, en Tamaulipas.

«Esa violencia tiene un efecto paralizante. A la señora Miriam la asesinan el 10 de mayo después de que un montón de personas salimos a marchar. El mensaje es ‘no tienes que salir’. Y para los periodistas es ‘no tienes que decir'», resaltó.

En este contexto, dijo, AI México lanza la campaña #valiente, exhortando a los defensores de derechos humanos a continuar con su labor, no con el afán de exponerse irresponsablemente, sino para reconocer el trabajo de los defensores, sobre todo en los estados, en donde suelen ser descalificados.

Asimismo, indicó que las agresiones a defensores y a periodistas cada vez pesan más al Estado mexicano, que, entre otras cosas, está en negociaciones de modernización de su Acuerdo Global con la Unión Europea (UE), donde hay una cláusula democrática.

«En otros países se sorprenden de que, a pesar de que seamos una de las 15 economías más importantes del mundo, tengamos el conflicto social que tenemos. ¿Con qué cara vas y dices, a pesar de ser la economía número 14, tengo esta crisis social que no puedo ni explicar ni controlar?», cuestionó.

«Las organizaciones nos hemos acercado ya a la Delegación de la UE para decirles nuestra perspectiva», comentó.

Según el informe de Amnistía, el continente americano se ha convertido en la zona más peligrosa para dedicarse a la defensa de los derechos humanos en el mundo.

El organismo da cuenta que el año pasado fueron asesinados 281 activistas, 80 por ciento más que los 156 defensores asesinados en 2015.

«Más de la mitad de los homicidios de 2015 y más de tres cuartas partes de los de 2016 se cometieron en la región de América», advierte el documento.

Prácticamente la mitad de los defensores que fueron asesinados el año pasado en todo el mundo trabajaban sobre problemas de tierras, territorio y medio ambiente, resalta AI.

«Este riesgo tiene mucho que ver con las propias dinámicas económicas del continente», señaló Reneaum.

«Hay Estados que son capaces de hacer tratos económicos con las grandes industrias extractivas pero que luego no es capaz de llevar esos tratos económicos a hacer una consulta previa, informada, con las comunidades.

«La parte de la consulta siempre queda totalmente al margen, se hace al último para la hora y se hace cuando el compromiso económico ya está hecho, cuando ya no hay marcha atrás», dijo.


Los comentarios están cerrados.