CLAUDIO MONTES DE OCA | NTRZACATECAS.COM
CLAUDIO MONTES DE OCA | NTRZACATECAS.COM

Zacatecas.- “Las familias se ven en la necesidad de cambiar sus hábitos y su alimentación debido a la alza de los precios en los alimentos y otros servicios y bienes”, informó José Luis Guardado Pérez, docente investigador de la Unidad Académica de Economía de la Universidad Autónoma de Zacatecas (UAZ).

El académico explicó: “estamos enfrentando un alza de un promedio de 20 por ciento en alimentos, en algunos hasta más, mientras el aumento salarial es apenas de 5 por ciento”.

Ello, refirió, provoca que las familias deban dejar de comprar cierto tipo de alimentos, o en algunos casos cambiarlos por otros de menor costo.

Por su parte, la nutrióloga Natalia Sáenz Pérez, experta en nutrición y entrenamiento deportivo, refirió que el cambio en la alimentación de una persona puede traer graves consecuencias, empezando por la obesidad, que a su vez puede provocar el deterioro de la salud.

“La obesidad acarrea problemas de diabetes, principalmente, presión alta, colesterol, triglicéridos. Hablamos a veces de insuficiencia renal, problemas del corazón, infartos, hablando de consecuencias graves”, detalló.

Guardado Pérez afirmó que la crisis obliga a los jefes de familia tener más ocupaciones para buscar otros medios de ingresos.

Asimismo, Natalia Sáenz refirió que esto provoca que la gente busque las opciones más fáciles, accesibles y baratas, es decir, comer en la calle.

“Muchas personas que venden comida rápida bajan sus precios para que la gente compre ahí, pero en cuestión salud repercute mucho. La gente por lo rápido y lo fácil, y por lo que es aparentemente barato se va por la comida rápida”, enfatizó Sáenz Pérez.

Agregó que, aunque la comida rápida parezca ser más barata que la comida saludable, la mejor opción es planeas y organizar los gastos para comprar la comida fresca y saludable, preferentemente en un tianguis para que no afecte tanto al bolsillo.

El distribuir de esta manera los gastos, no sólo le ayudará a evitar pagar de más por una comida, sino a consumir alimentos más sanos, “siempre y cuando se tenga la disciplina de preparar los alimentos y organizarse”.


Los comentarios están cerrados.