REFORMA | NTRZACATECAS.COM
REFORMA | NTRZACATECAS.COM

Monterrey.- Fabricantes de todo tipo de vehículos y de autopartes en Estados Unidos advirtieron que un impuesto a las importaciones desde México provocará un efecto dominó con 5 principales impactos, uno de ellos el de una reducción considerable de empleos manufactureros en su país.

La Asociación de Fabricantes de Motores y Equipos (MEMA, por sus siglas en inglés) refirió en una misiva que están alineados a los objetivos del Presidente Donald Trump para fortalecer la competitividad y crear más empleo, pero aseguró que un impuesto fronterizo dañará severamente la economía.

“Un ajuste al impuesto en frontera, que es un componente de la actual propuesta de reforma fiscal de la Cámara Republicana, podría interrumpir la cadena de suministro integrada por muchas empresas y provocar un efecto dominó en toda la economía de Estados Unidos.

“Provocaría incremento en los costos de los fabricantes de vehículos, disminuiría el capital disponible para el desarrollo de nuevos productos, habría incremento en los precios al consumidor, se reducirían las ventas competitivas y disminuirían potencialmente los empleos de manufactura”.

En el documento que está en su portal, MEMA destaca que recientemente realizó un estudio de lo que representa su sector en la economía estadounidense.

Dicha industria está integrada por fabricantes de camiones pesados, de vehículos ligeros y productores de autopartes que, en conjunto, aportan el 3 por ciento del PIB de Estados Unidos y generan 871 mil empleos directos, pero incluyendo los indirectos son 4.3 millones.

“Este crecimiento del empleo se hace posible gracias a la cadena de suministro de América del Norte altamente integrada que soporta tanto a los fabricantes de automóviles como a las empresas que suministran partes de vehículos de motor.

“Muchos proveedores ubicados en Estados Unidos importan y exportan partes de vehículos y componentes dentro del mercado de América del Norte; dependiendo de la logística de la cadena de suministro, las partes se exportan a menudo para combinarse con otras partes, luego se importan de nuevo a Estados Unidos para el montaje final del vehículo”, explica MEMA.

En relación al costo final al consumidor, el organismo no dio detalles del porcentaje o monto del incremento, pero medios estadounidenses, como Bloomberg y 12 News, refieren de acuerdo con entrevistas a expertos del ramo automotriz un impacto de entre 2 mil 500 y 3 mil 300 dólares por vehículo.


Los comentarios están cerrados.