BRENDA SALCEDO/NTRZACATECAS.COM
BRENDA SALCEDO/NTRZACATECAS.COM

RÍO GRANDE. Las frutas y verduras son importantes componentes de una dieta saludable y su consumo ayuda a prevenir diversas enfermedades, como las cardiopatías, el cáncer, la diabetes y la obesidad, expresó la nutrióloga Mariana Molina Quirino, en entrevista para NTR Medios de Comunicación.

Una dieta debe incluir cinco o más porciones de frutas y verduras al día; las vitaminas, los minerales y otros componentes de las frutas y verduras son esenciales para la salud humana, indicó.

Como un ejemplo detalló que la fibra contribuye en la labor del aparato digestivo y reduce los niveles de colesterol en la sangre.

Las vitaminas y minerales ayudan a mantener un adecuado estado de salud y los fotoquímicos, como los compuestos que dan a los tomates y las zanahorias sus vivos colores, tienen efectos antioxidantes y antiinflamatorios, externó.

Para cumplir con los requerimientos, la nutrióloga recomendó ingerir, por ejemplo, una manzana durante el desayuno, jícama en la colación, jitomate como parte del guisado en la comida, guayaba como postre y nopal durante la cena.

La alimentación poco saludable, el sedentarismo y el tabaquismo tienen una incidencia directa en la falta de salud, tan recurrente en la sociedad actual. En cambio una dieta rica en frutas y verduras trae el aporte de vitaminas, fibras y minerales, que contribuyen al bienestar corporal y a la prevención de las afecciones mencionadas, concluyó.

ALIMENTACIÓN RG

Los comentarios están cerrados.