NOTIMEX
NOTIMEX

Caracas.- Padres y representantes escolares venezolanos solicitaron la instauración del texto único y la eliminación del uniforme escolar obligatorio para disminuir los costos que conlleva la educación de los jóvenes.

“Ello es importante sobre todo ahora que el país padece de una avasallante inflación», consideró el exdirectivo de la Federación Venezolana de Maestros (FVM) y miembro de la comunidad educativa del estado Guárico, Pedro Castro.

En entrevista con Notimex, Castro dijo que el inicio de clases se ha convertido en una pesadilla para muchas familias que no saben qué hacer para poder adquirir las largas y costosas listas de útiles que exigen los maestros a los alumnos.

“Un compadre mío tuvo que vender su carro para comprar los útiles y uniformes a sus tres hijos estudiantes de primaria. Entre uniformes, zapatos, textos, cuadernos, colores y otras cosas, gastó casi 300 mil bolívares», refirió Castro.

Señaló que a través de la FVM solicitarán al Ministerio de Educación la eliminación del uniforme obligatorio y la implantación del texto escolar único. “Como era antiguamente, que estudiábamos en un solo libro: una enciclopedia que contenía todas las materias”, dijo.

Castro agregó que los padres no solo afrontan el impacto de la inflación sobre los útiles escolares y la matrícula, en los colegios privados, sino también en el caso de los uniformes y zapatos, los cuales, en su opinión, aumentaron su costo “una barbaridad”.

Auristela Casado, empleada bancaria, dijo a Notimex que en el colegio público donde estudian sus dos hijas les exigieron uniformes de uso diario y de gimnasia y “zapatos de marca”, tanto de vestir como deportivos, “en total gasté como 200 mil bolívares», lamentó.

Juan Rondón, auxiliar de farmacia, contó que debió recorrer cinco librerías caraqueñas y en la sexta fue donde logró conseguir tres de los cuatro textos que necesita su hijo que pasó a cuarto grado. “Gasté más de tres mil 500 bolívares», afirmó.

Recordó que en fecha reciente el Ejecutivo ordenó que las clases iniciaran el 14 de septiembre, lo que puso a correr a los padres y representantes.

“El año pasado las clases comenzaron en octubre y me dio más tiempo para comprar los útiles», señaló.

Insistió en que debe aprobarse cuanto antes el texto único escolar. “solo de esta manera se acabaría con el negocio de las grandes editoriales y las familias venezolanas no se verían en aprietos económicos cada vez que comienza un nuevo año escolar».


Los comentarios están cerrados.