ÁNGEL MARTÍNEZ | NTRZACATECAS.COM
ÁNGEL MARTÍNEZ | NTRZACATECAS.COM

Fresnillo.- Padres de familia del preescolar Federico Engels, ubicado en la calle Delicias, de la comunidad Rancho Grande, se manifestaron para exigir docentes, así como personal administrativo y de limpieza suficiente para atender a los alumnos, por lo que amenazaron con no llevar a sus hijos a clases hasta que se cumplan las peticiones.

Las mamás de los pequeños estudiantes informaron que las instalaciones del kínder no están en buenas condiciones para el inicio del ciclo escolar, ya que desde hace tiempo no se les da mantenimiento a las aulas, baños y bebederos.

Una de las quejosas informó que, hace un año, el gobierno federal les apoyó con 30 mil pesos en efectivo, mismos que se utilizaron para la compra de 10 computadoras que no se usan por falta de un aula especial.

Actualmente el preescolar cuenta con 144 alumnos, tiene grupos de 30 estudiantes en salones que, según los padres de familia, el mobiliario es insuficiente para que los niños aprendan.

Perla Hernández Ordaz, madre de familia, explicó que una de las principales preocupaciones es que el número de estudiantes incremente y que los seis docentes continúen, sin contratar a más maestros.

Declaró que requiere un profesor de educación física, otro frente al grupo, director y un intendente.

Manuela Cruz Camarillo, otra de las inconformes, detalló que por cada padre de familia se brinda una cuota de inscripción de 300 pesos, que puede ser utilizada para el mantenimiento del plantel.

Precisó que en la aula de medios no está habilitada como tal, pues es utilizada para la preparación de alimentos, además de que en los baños no hay agua.

Ante las quejas, María Soledad Herrera, supervisora de la zona a la que pertenece el plantel, negó que sean necesarios otros maestros; sin embargo, reconoció que sólo necesitan al docente de educación física y al intendente, así que solicitará más personal a la Secretaría de Educación de Zacatecas (Seduzac).

Herrera también se comprometió a dar respuesta lo más pronto posible a la situación en la que está envuelta el kínder, pero también calificó de negativa la postura de los papás al negarse a llevar a los niños a que reciban clases.


Los comentarios están cerrados.