JESE GUTIÉRREZ | NTRZACATECAS.COM
JESE GUTIÉRREZ | NTRZACATECAS.COM

Fresnillo.- Son casi dos años en que los habitantes de la comunidad San Pablo de Rancho Grande, carecen de un médico en la clínica de salud de la localidad, lo que afecta a las 153 familias que habitan el lugar.

Artemio Castruita Esparza, delegado de la zona rural, informó que la falta del servicio es un serio problema para las familias ya que tienen que acudir a comunidades circunvecinas, lo cual es un riesgo pues tienen que recorrer 45 minutos para ser atendidos y se puede presentar un caso de emergencia que, por no ser atendido con rapidez, trascienda en tragedia.

“Son nueve meses en los que he solicitado a las autoridades que se reinstale un médico en la localidad, pero sólo me dan largas ya que argumentan que, supuestamente, trabajan en el problema, pero no hemos tenido una solución al respecto”, mencionó el dirigente.

La situación se agrava al considerar que en las comunidades que sí tienen servicio médico sólo se atiende de lunes a jueves, lo que origina los habitantes tengan que trasladarse hasta Cañitas o Fresnillo.

Otro problema es que ante la situación, algunas familias del lugar buscan curanderas o personas que carecen de conocimientos médicos para tratar sus padecimientos.


Los comentarios están cerrados.