CECILIA PALACIOS | NTRZACATECAS.COM
CECILIA PALACIOS | NTRZACATECAS.COM

Fresnillo.- José Luis Gracia Ramírez, titular de Limpia, calificó como deficiente el servicio del taller mecánico particular al que llevan las unidades recolectoras a mantenimiento, pues ha dejado que se acumulen los vehículos sin repararlos y por esta situación se dejó de brindar el servicio de recolección de basura en 62 comunidades, desde hace tres semanas.

El titular reconoció que acuden en constantes ocasiones los delegados de las diversas localidades para solicitar se recojan los desechos; sin embargo, por la falta de camiones no se tiene una fecha específica de cuándo se reanudará el servicio.

Las comunidades afectadas son las más grandes de la demarcación, tal es el caso de Rancho Grande, Plenitud, Río Florido y Estación San José.

Mientras que en la cabecera municipal esta problemática también se ha agudizado en recientes días, ya que las unidades automotrices pasan fuera del horario establecido, pese a que se ha improvisado para recoger la basura, y es que se han habilitado camionetas pick up del ayuntamiento para brindar dicho servicio; sin embargo, no han logrado abatir los montones de bolsas acumuladas.

Aunque el personal de Limpia no salió de vacaciones para brindar el servicio a la ciudadanía, éste está mermado, pues de las 27 unidades que existen, 15 están en el taller particular.

El funcionario local detalló que los talleres de la presidencia municipal no han funcionado de manera adecuada desde antes de esta administración, por lo que se han tenido que buscar otras opciones, donde la entrega de vehículos reparados es lenta.

“Hay dos unidades que existen en talleres desde el trienio anterior y no han sido arreglados, mucho menos entregados al Municipio”, explicó.

Durante el actual gobierno se han entregado unidades nuevas al departamento y se reconstruyeron cinco camiones recolectores que estaban en malas condiciones.

“Entendemos que es complicado mantenerlos más tiempo en buenas condiciones y más porque no les damos descanso a los vehículos, los usamos continuamente”, explicó.

Las principales averías de las unidades son ponchaduras de llantas, daños en las bombas de combustible, así como problemas en los inyectores.

Declaró que actualmente laboran 180 de los 300 trabajadores, ya que salió de vacaciones el personal de las áreas de intendencia, así como quienes recogen la basura de manera manual, conocidas como hormiguitas.

Precisó que para cubrir el servicio tuvieron que solicitar una carga extra de combustible, pero por la carencia de éste, no se les otorgó.

Gracia Ramírez afirmó que no existe una baja de la basura que se genera diariamente, sino que se mantiene en 150 toneladas.

“No hay variación en la cantidad que se recibe, pero sí menos vehículos, así que tenemos que trabajar de igual forma y se les brindarán vacaciones a los trabajadores que faltan en otra época del año”, agregó.


Nuestros lectores comentan