REFORMA
REFORMA

México.- El tren del Metro que se impactó contra otro en la estación Oceanía el lunes tenía un largo historial de fallas e, incluso, una recomendación para que fuera retirado de la circulación.

Dicho convoy, con el número M-0577, operaba hace mes y medio en la Línea 7 (El Rosario-Barranca del Muerto), donde los técnicos detectaron problemas en el sistema tracción-frenado, baja tensión, presencia de humo y con el piloto automático.

El reporte quedó asentado en un oficio del Sindicato del Metro marcado como «urgente» que el 24 de marzo el secretario de la Sección Sindical X, Fernando Campos, envió al director de la Línea 7, Francisco Pérez Villafaña, y al subgerente de la misma línea, José Luis Moreno.

«Solicito su intervención a fin de que por su medio gestionen la reparación de los trenes con motrices 464/465 y 576/577 con el personal de Material Rodante y retirar de circulación los trenes en comento para evitar que estos generen nuevamente retrasos, averías, evacuaciones en plena vía.

«Así como prevenir accidentes de lamentables consecuencias al público usuario y al personal del STC», señala el documento.

El oficio incluye una lista con 13 fallas detectadas entre el 29 de enero y el 17 de febrero de este año, las cuales pide sean corregidas.

Cuarenta días después, el tren se impactó, pero en la Línea 5 (Pantitlán-Politécnico).

REFORMA confirmó que el tren M-0577 fue el que chocó contra la parte trasera del M-0075, impacto que dejó 12 personas lesionadas.

«Ese tren que chocó estaba en la Línea 7 y tuvo muchas, pero muchas broncas graves. Se estuvo incendiando, le explotaban llantas, fallaban las puertas… de muchas cosas», indicó un empleado del Metro que pidió no ser identificado.

Agregó que dicho tren no debía realizar ese recorrido al no estar adscrito a la Línea 5, sino a la 7, de la cual fue solicitada su salida de circulación.

«Lo grave del asunto es que el encargado de la Línea 7 es también de la 5. Entonces él lo saca de esta Línea, sabiendo las broncas que trae, y lo manda a la otra, en lugar de sacarlo de circulación», advirtió la fuente.

Señaló que los firmantes del oficio no fueron informados si se realizaron o no las reparaciones del tren, como fue solicitado.

«Si lo arreglaron o no es información que maneja Material Rodante (mecánicos de trenes). Aunque si lo hubieran arreglado, no se lo llevan a otra línea, porque eso de cambiar trenes no es común», aseguró.


Los comentarios están cerrados.